jueves, 31 de enero de 2019

SER ASERTIVOS


¿POR QUÉ PUEDE SER IMPORTANTE PARA TI SER MÁS ASERTIVO?

Con este texto vas a poder aprender más sobre lo que es la Asertividad y por qué puede ser importante que aprendas esta habilidad. 

En muchas ocasiones nuestros problemas emocionales pueden aparecer porque o bien no hemos aprendido a expresar nuestras necesidades, opiniones, cosas que nos afectan o molestan, las podemos reprimir, no comunicarlas, et. Nos puede costar hablar las cosas con los demás y de esta manera prolongar nuestros enfados y generar emociones de frustración. Además, de esta manera las cosas no cambian, no mejoran y esto a su vez hace que los problemas sigan estando presentes y favorezcan otras emociones relacionadas con la Ansiedad o la Depresión.

Por ello es muy importante para nuestra mejora emocional que conozcamos los tipos de comunicación que existen y qué cosas debo empezar a cambiar.

Remarcamos que existen situaciones complejas en las que siempre nos va a ayudar ir de la mano de un terapeuta o psicólogo, porque muchas veces no nos damos cuenta de aspectos importantes de nuestra comunicación.

ESTILOS DE COMUNICACIÓN

La comunicación es una parte esencial de la actividad humana. Muchos de los problemas de las personas están mediatizados por sus relaciones con los demás.

Conductas habilidosas son, por ejemplo: hacer y aceptar cumplidos; hacer peticiones; expresar amor, agrado y afecto; iniciar y mantener una conversación; defender los propios derechos; rechazar peticiones; expresar opiniones personales, incluido el desacuerdo; expresión justificada de la ira, el desagrado o disgusto; petición de cambio de conducta del otro; disculparse; manejo y aceptación de las críticas; capacidad para hablar en público…

Mostrar una conducta asertiva implica ser capaz de:

-          Expresar las emociones: Comunicar a los otros cómo nos sentimos, qué emociones tenemos y las que nos genera la otra persona, y cuál es nuestro estado de ánimo, haciendo posible que el otro reaccione adecuadamente.

-          Defender los derechos: comunicar a otros que no se están respetando éstos, que nos están tratando injustamente o que algo que están haciendo nos molesta. Se incluye en esta conducta la capacidad de decir “no” y de rechazar peticiones, de pedir cosas a los demás, de manifestar los deseos propios, de defender lo propio y de pedir cambios de conducta. Destacando también el derecho a defender nuestras opiniones adecuadamente.



Podemos distinguir tres formas de comunicación: la asertiva, la pasiva y la agresiva. Son tres estilos distintos de comportamiento. El más reforzante, constructivo y adecuado es el asertivo.

COMUNICACIÓN PASIVA

El comportamiento pasivo o no asertivo supone la violación de los propios derechos ya que no se expresan abiertamente los deseos, sentimientos u opinión, o se expresan de una manera autoderrotista, con disculpas o con falta de confianza. La pasividad, generalmente se relaciona con la inseguridad y con la sensación de sentirse poco aceptado por los demás. Normalmente, son personas que se dejan manipular fácilmente por los demás. Su objetivo es el apaciguar a los demás y el evitar conflictos a toda costa.

COMUNICACIÓN AGRESIVA

El comportamiento agresivo implica la defensa de los propios derechos personales así como la expresión de los pensamientos, sentimientos y opiniones de forma violenta, inapropiada y deshonesta, violando así los derechos de los demás. El objetivo de este estilo de comunicación es la dominación y vencer forzando a la otra persona a perder. La victoria se asegura mediante la humillación, la degradación de las otras personas para hacerlas más débiles y menos capaces de defenderse y de expresar sus sentimientos y opiniones.
                                                                                                                            

COMUNICACIÓN ASERTIVA

La asertividad es la expresión directa de los propios sentimientos, pensamientos, necesidades, deseos y derechos legítimos de forma adecuada y en el momento oportuno, sin amenazar o castigar a los demás y sin violar los derechos de esas personas.


Ser una persona asertiva implica:
§ Respeto hacia uno mismo ya que se expresan las necesidades propias y se defienden los propios derechos pero también significa tener respeto hacia los derechos y necesidades de los demás.
§ Reconocer cuáles son las responsabilidades de uno mismo en esa situación y saber identificar cuáles son las consecuencias resultantes de expresar los sentimientos.
§ La conducta asertiva no siempre conlleva la ausencia de conflicto entre las partes implicadas y no siempre se consiguen los resultados deseados con este estilo de comportamiento. El objetivo es la potenciación de las consecuencias favorables y la minimización de las desfavorables.


Ventajas de la conducta asertiva:
J Al actuar asertivamente, la persona puede cumplir o no sus objetivos, pero en cualquier caso y generalmente se siente mejor por el hecho de haber sido capaz de expresar opiniones.
J Se reducen las posibilidades de malos entendidos por parte de la persona que recibe el mensaje asertivo.
J La persona que actúa asertivamente suele defenderse bien en sus relaciones interpersonales, se siente satisfecha en su vida social y además tiende a confiar en sí misma.
J La asertividad reduce el nivel de ansiedad en relaciones interpersonales más íntimas generando un mayor respeto hacia uno mismo y una mejor adaptación social.


ALGUNOS DE NUESTROS DERECHOS ASERTIVOS

 1. Tienes derecho a ser juez único de tus pensamientos, sentimientos y emociones.
2. Tienes derecho a decir no sin sentirte culpable.
3. Tienes derecho a que no te guste lo que todo el mundo hace.
4. Tienes derecho a no hacerte cargo de los problemas de otros sin sentirte mal.  
5. Tienes derecho a cambiar de opinión.
6. Tienes derecho a no dar explicaciones a todo el mundo por lo que haces.

A continuación tenéis un cuadro resumen que os puede aclarar de forma más concreta comportamientos y maneras de expresarse de los tres tipos: Pasivo, Agresivo y Asertivo. 

Pasivo
Asertivo
Agresivo


Conducta no verbal
Conducta no verbal
Conducta no verbal
Ojos que miran hacia abajo, voz baja, vacilaciones, gestos desvalidos, negando importancia  a la situación, postura hundida, puede evitar totalmente la situación, se retuerce las manos, tono vacilante o de queja: risitas “falsas”.
Contacto ocular directo, nivel de voz conversacional, habla fluida, gestos firmes, postura erecta, honesta, respuestas directas a las situaciones, manos sueltas…
Mirada fija, voz alta, habla fluida, rápida, enfrentamiento, gestos de amenaza, gestos intimidatorios, deshonesto.
Conducta verbal
Conducta verbal
Conducta verbal
“Quizás”, “Supongo” “Me pregunto si podríamos” “Te importaría mucho” “Solamente” “No crees que..” Ehhh “Bueno”, “Realmente no es importante” “No te molestes”
“Pienso”, “Siento”, “Quiero” “Hagamos”, “¿Cómo podemos resolver esto? ¿Qué piensas?, ¿Qué te parece? Mensajes en primera persona, verbalizaciones positivas.
“Harías mejor en…” “Haz” “Ten cuidado”, “Debes estar bromeando…” “Si no lo haces…” “No sabes” “Deberías” “Mal…”
Mensajes impersonales.
Efectos
Efectos
Efectos
Conflictos interpersonales.
Depresión.
Desamparo.
Imagen pobre de uno mismo.
Se hace daño a sí misma.
Pierde oportunidades.
Tensión.
Se siente sin control.
Soledad.
No se gusta a sí mismo ni les gusta a los demás.
Se siente enfadado.
Resuelve los problemas.
Se siente a gusto con los demás.
Se siente satisfecho.
Se siente a gusto consigo mismo.
Se siente relajado.
Se siente a gusto consigo mismo.
Relajado.
Se siento con control.
Crea y fabrica la mayoría de las oportunidades.
Se gusta a sí mismo y a los demás.
Es bueno para sí y para los demás.

Conflictos interpersonales.
Culpa.
Frustración.
Imagen pobre de sí mismo.
Hace daño a los demás.
Pierde oportunidades.
Tensión.
Se siente sin control.
Soledad.
No le gusta a los demás.
Se siente enfadado.

Este material terapéutico tiene como objetivo el que empecéis a observar vuestra conducta o manera de relacionaros y podáis ser más conscientes de lo que necesitamos cambiar o mejorar.