Frases

La curación no viene de ser amado, sino de ser uno mismo. No es un asunto de estar claro, sino de ser claramente uno. Esta cura es simplemente ser uno mismo. Nada que esté separado, nada apartado, nada que limite.

Stephen Levine

lunes, 4 de febrero de 2019

LOS PENSAMIENTOS IRRACIONALES




Muchas de las veces que sentimos ansiedad u otras emociones negativas es por cómo interpretamos lo que nos pasa o por las cosas que nos decimos a nosotros mismos. Muchas de estas cosas no se ajustan a la realidad. 

Por ejemplo: “yo nunca voy a ser capaz de conseguir esto”, “si está enfadado será porque he hecho algo mal”, “si digo lo que pienso van a pensar de mí que no tengo ni idea”, “todo lo hago mal”, “no valgo para nada”.

Si por ejemplo, saludo a alguien por la calle que no me saluda puedo interpretar la situación de varias maneras. No me ha saludado porque:
a)      La gente da asco, cada vez va más cada uno a lo suyo, es idiota, la gente es muy mal educada…
b)      Soy invisible para los demás, no caigo bien, los demás no me valoran, he debido de hacer algo mal…
c)       No se ha dado cuenta, va despistado, va pensando en otra cosa, tiene tanta prisa que no se da cuenta…

En el primer caso las emociones que voy a sentir estarán más relacionadas con la Ira o el Enfado, en el segundo caso puedo sentirme Triste, Frustrado, Inseguro. Y en el tercer caso las emociones serán más neutras que no me afectarán al estado de ánimo.

Por eso es muy importante darnos cuenta de cómo solemos interpretar las situaciones en nuestra vida. El cómo solemos interpretar las cosas es aprendido y está influenciado por cómo nos han enseñado a ver las cosas, cómo nos han educado nuestros padres, nuestro temperamento o tendencias con las que nacemos y también por las experiencias vividas.

Si hemos sufrido situaciones de rechazo solemos interpretar algunas situaciones como si nos estuvieran rechazando. Si hemos vivido una experiencia de peligro podemos sentir más miedo en más número de situaciones que otras personas.

La buena noticia es que si esto ha sido aprendido, podemos aprender poco a poco y con esfuerzo a interpretar las situaciones de otra manera, de una forma más flexible o no tan distorsionada.

Podemos practicar con una tabla. Vemos un ejemplo:


Si me digo lo que aparece en la tabla es normal que me sienta como en la columna C.

Te propongo que empieces a detectar esos pensamientos irracionales que sueles tener y poco a poco vayas cuestionándotelos.



No tiene que darse una situación externa, por ejemplo, la situación puede ser que te has acordado de algo del pasado. Bien, eso hace que interpretes o te digas algo, por ejemplo “fue culpa mía lo que pasó”, “lo hago todo mal”, “es algo vergonzoso o imperdonable”…

Hay que tener paciencia con este trabajo ya que no es fácil empezar a ver las cosas de otra manera, y aunque al principio parezca más forzado poco a poco estos pensamientos diferentes irán a pareciendo de forma más espontánea.

Este material terapéutico tiene como objetivo el que empecéis a observar vuestros propios pensamientos o manera de relacionaros con vosotros mismos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario